Candidiasis

Candidiasis Intestinal: Tratamiento dietético en 2 fases. II

FASE 2: Dieta anti-candidiasis

Esta es una dieta no sólo para debilitar la cándida; sino para liberar su cuerpo de la ella. Este es también un gran paso si ya ha comenzado con la fase 1.

  1. El primer paso de la dieta es estimular su sistema inmunológico a través de la eliminación de azúcares, alcohol y carbohidratos refinados. Estos artículos contribuyen al crecimiento de la cándida en su cuerpo.
  2. El segundo paso es reemplazar estos alimentos con verduras orgánicas, incluyendo zanahorias, batatas, espinacas, col rizada y espárragos.

De acuerdo con la medicina tradicional china, los vegetales amiláceos calientes apoyan al bazo en limpiar el cuerpo de la candidiasis. Mientras que no se recomienda estas verduras durante la etapa de “LIMPIEZA”, la dieta regular de la candidiasis incluye el consumo caliente de las verduras típicas del otoño que nutren al bazo, tales como patatas dulces, ñames, guisantes, habas, lentejas, frijoles, zanahorias, remolacha, maíz, calabaza, calabacín. Estas deben ser las principales fuentes de carbohidratos que también satisfagan sus ansias de dulces.

 

¿Qué pasa con los granos?

Algunos granos como quínoa, cebada, sorgo y amaranto y un almidón como el maíz pueden ayudar a secar un intestino demasiado húmedo, por lo que una porción al día (no más!) de los granos puede funcionar para la mayoría de las personas con candidiasis crónica.
La misma historia sigue para los alimentos fríos, que no deben ser consumidos más de una vez al día ya que no tienen un efecto positivo sobre el intestino en las personas con esta dolencia. Su intestino con candidiasis, se curará al consumir alimentos nutritivos calientes.
Como con cualquier otro alimento, sin embargo, siempre es importante vigilar cómo se siente después de consumir una comida cuando tiene candidiasis. Algunas personas que sufren malestar estomacal después de comer cualquier tipo de almidón, por ejemplo, deben evitar los vegetales amiláceos como el maíz, guisantes, chirivías, patatas, calabaza, calabacín y ñame.

En su lugar, deben comer verduras no amiláceas como lechuga, espárragos, brócoli, coliflor, pepino, espinacas, champiñones, cebollas, pimientos y tomates. Además, mantener una baja ingesta de frutas, así como edulcorantes naturales como el jarabe de arce o miel.

Productos fermentados

Agregue productos lácteos fermentados, preferiblemente el kéfir de leche de cabra, para que los alimentos probióticos saludables puedan matar eficazmente la cándida en su sistema.
Las verduras fermentadas contienen microflora que ayuda a proteger los intestinos. El consumo regular puede ayudar a mejorar el sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo sea menos hospitalario para la cándida. Comience con una media taza por día de chucrut, kimchi u otras verduras fermentadas como parte de un nuevo plan de alimentación dedicado a traer a su cuerpo de nuevo un equilibrio saludable.

La dieta para la candidiasis ayuda a proporcionar bacterias beneficiosas, regula el apetito y reduce las ansias de carbohidratos refinados y azúcares.

Si necesitas más información visita nuestra clinica de medicina integrativa en Madrid o rellena el formulario de contacto y solicita una consulta.

 

Posted in Tratamientos Medicina Integrativa and tagged , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *