Diabetes

Según las estadísticas de la OMS el número de personas que sufren Diabetes  alcanzó a nivel mundial a 422 millones. La diabetes es la causa más importante de enfermedades renales, ceguera, infarto de miocardio, accidente cardiovascular y amputación de los miembros inferiores.

La OMS prevee que en 2030 la diabetes será la séptima causa de mortalidad y se le considera como una epidemia mundial en paises desarrollados.

 

Diabetes Tipo II

 

Diabetes Tipo II es el tipo más común dentro del conjunto de la diabetes. Se desarrolla generalmente en adultos mayores de 40 años aunque su incidencia ha aumentado en la población menores de 18 años junto con la obesidad. Está causada por la resistencia a la insulina, lo que significa que la insulina que se libera en el organismo no puede ser utilizada por el mismo.

 

Diabetes tipo II es una alteración metabólica que cursa con el incremento de azúcar (glucosa) en la sangre. En estadios iniciales de la enfermedad, a medida que aumenta los niveles de glucosa de la sangre, se produce insulina y disminuya los niveles de azúcar al interaccionar la insulina con su receptor. Pero si el aumento del azúcar en la sangre es crónico, llega un momento que los receptores de insulina dejan de responder, y aunque hay niveles altos de insulina en la sangre, sigue habiendo niveles altos de azúcar también.

 

La diabetes afecta a todos los órganos del cuerpo e influye en la digestión, peso, sueño, visión, etc. etc. Hay muchas causas que influyen en el desarrollo de esta enfermedad como son:

 

  • el sobrepeso
  • una dieta pobre
  • sedentarismo
  • inflamación sistémica persistente
  • estress
  • hipertensión arterial
  • antecedentes familiares de enfermedades cardiacas o diabetes
  • desequilibrios hormonales como hipertiroidismo, ovario poliquístico o sindrome de cushing
  • exposición a tóxinas, virus, etc

 

¿Cómo prevenir la diabetes?. Plan Dietético

 

Existen alimentos que ejercen un impacto negativo sobre la salud aumentando los niveles de azúcares, inflamación y debilitan el sistema inmune por lo que, en la medida de lo posible, hay que evitar los siguientes alimentos:

 

Azúcares refinados; El azúcar refinado aumenta rápidamente los niveles de glucosa en sangre. Principalmente se encuentra en refrescos, zumo de frutas y otras bebidas azucaradas. Este tipo de azúcares aumentan rápidamente los niveles de glucosa y son realmente peligrosos.

Edulcorantes naturales como miel no refinado o a base de uva, manzana y algarroba, Endulsana, pueden ser mejores opciones sin abusar de ellos. No obstante, la mejor opción como edulcorante es Stevia, ya que es un producto natural que no tiene impacto negativo sobre la salud.

 

Granos; Los granos, como el trigo, contiene cadenas largas de hidratos de carbono que se convierte en azúcar en poco tiempo. Además su contenido en gluten genera inflamación intestinal y afecta a las hormonas como cortisol y leptina, que a su vez aumentan los niveles de glucosa en la sangre.

La Dra. Katy Eftekhar recomienda la eliminación de todos los granos durante 3 meses de su alimentación y vuelva a introducirlos en pequeñas cantidades en forma integral una vez pasado este periodo.

 

Leche de Vaca; Los lácteos procedentes de la vaca deben ser eliminados en este tipo de enfermedad, sobre todo en personas que sufren diabetes tipo II. Los lácteos son excelentes productos para equilibrar los niveles de azúcar en la sangre si proceden de cabra, ya que la caseina A1 de la leche de la vaca funciona como el gluten de los granos, generando inflamación intestinal y debilitando el sistema de defensa.

 

Alcohol; El alcohol es capaz de aumentar los niveles de azúcar de forma muy peligrosa ya que genera toxicidad en el hígado. Un estudio publicado en prestigiosas revistas de medicina, confirmar que el consumo de alcohol aumenta la incidencia de diabetes en un 45%.

 

Alimentos modificados genéticamente; La soja, el maíz y la canola han sido y están muy relacionado con enfermedades renales y de hígado. Recomendamos eliminar todo tipo de alimentos modificados genéticamente, así como cualquier forma de conservas, de su alimentación e intente consumir alimentos orgánicos y naturales.

 

Aceites hidrogenados; Elimine los aceites hidrogenados y aceites rancios de su alimentación, incluyendo aceite vegetales como aceite de soja, canola y aceite de semillas de algodón, ya que estos aceites están procesados a temperaturas altas añadiéndole después agentes blanqueantes y colorantes artificiales. Su consumo está relacionado con muchas enfermedades, incluyendo la diabetes tipo II.

 

Añada los siguientes alimentos a su dieta de diabetes

 

Alimentos ricos en fibra; Estos alimentos disminuyen la reabsorción de azúcares desde el intestino y regulan los niveles de glucosa en la sangre, y lo más importante son de gran ayuda en procesos de detoxificación. Un consumo de mínimo 30 grs de fibra es aconsejable para prevenir la diabetes y su tratamiento. Los vegetales como coles de bruselas, guisantes, alcachofas, aguacate, nueces, semillas, sobretodo semillas de chia y de lino, son las fuentes más importantes de fibra.

 

Alimentos ricos en Cromo. Este mineral está implicado directamente en el metabolismo de hidratos de carbono y lípidos. El Cromo aumenta la tolerancia de glucosa en el organismo y equilibra los niveles de azúcar en sangre. Ayuda a la insulina a introducir el azúcar dentro de la célula y así generar energía para el cuerpo. Brócoli es la fuenta más importante de Cromo pero se puede encontrar también en granos verdes, levaduras y carne de vacuna ecológica.

 

Alimentos ricos en Magnesio; El magnesio es un mineral que tiene un rol muy importante en el metabolismo de la glucosa. Las investigaciones demostraron que la diabetes está relacionada, muchas veces, con la deficiencia de este mineral. Se puede encontrar en vegetales de hoja verde como espinacas, cardo, y en semillas como las semillas de calabaza, nueces y alubias negras.

 

Grasas saludables; Ácidos grasos de cadena media como el aceite de codo contribuyen al equilibrio de azúcar en la sangre y además sirven como fuente energética mejor que el azúcar. El uso de leche de coco y mantequilla gee puede ser muy beneficioso para el balance de azúcar en la sangre.

 

Proteína de alto valor biológico; El consumo de proteína no tiene ningún efecto sobre la elevación de niveles de glucosa en la sangre, incluso disminuye la reabsorción de glucosa en el tracto digestivo. Los pescados salvajes ricos en Omega 3 reducen la inflamación, carnes ecológicas, pollos ecológicos, lentejas, huevos y caldo de huesos son las fuentes más importante de este tipo de proteínas.

 

Alimentos con índice glicémico bajo; El IG de un alimento nos indica la capacidad potencial del alimento en los niveles glucosa en la sangre, por tanto los alimentos con IG alto, aumentan más rápido el azúcar de la sangre respecto a los que tienen el IG bajo. Es conveniente, si sufres de diabetes tipo II, optes a consumir alimentos con IG bajo como son vegetales, frutas con hueso, nueces, semillas, aguacate, coco, carnes ecológicas, huevos y pescados salvajes.

¿Cómo prevenir la diabetes Tipo II? Plan de suplementación

 

Picolinato de cromo; Tomar aproximadamente 600 microgramos de picolinato de cromo a diario, mejora el metabolismo de la glucosa al aumentar la sensibilidad a la insulina. Además tiene propiedades en bajos niveles de colesterol y triglicéridos.

 

Canela; Entre otras propiedades se le atribuye a la canela la capacidad de bajar los niveles de azúcar y aumentar la sensibilidad a la insulina. Al igual que el cromo tiene también propiedades de bajar los niveles de triglicéridos y además aumenta los niveles de HDL o colesterol bueno. Tomar una cucharadita de canela al día, incluso se puede añadir 2 gotas de aceite esencial de canela en el té o en comidas.

 

Omega 3. El consumo de Omega 3 mejora considerablemente los marcadores de la diabetes tipo II, bajando los niveles de triglicéridos y aumentando los de HDL Muchos estudios demostraron que el uso de Omega 3 es necesario para las funciones de la insulina en el cuerpo así como sensibilizar los receptores de la misma para evitar la resistencia y prevenir la inflamación crónica de bajo grado.

Dependiendo de cada persona es necesario un mínimo de 1000 mg de Omega 3 al día.

 

Acido Alfa-Lipoico; Es un gran antioxidante y permite que la glucosa se consuma más rápido en el cuerpo mediante la sensibilización de los receptores de insulina a nivel celular. Reduce los síntomas en neuropatía periférica en diabéticos que cursan dolor y hormigueo al dañar los nervios de estas personas

¿Como prevenir la diabetes?. Ejercicio

 

En general el ejercicio reduce las enfermedades crónicas, ayuda a revertir la diabetes tipo II al mejorar los niveles de glucosa, afecta de forma muy positiva sobre la presión arterial y salud cardíaca así como mejorar la calidad de vida.Naturalmente hacer ejercicio regular mejora el metabolismo de nuestro organismo, al quemar grasa y aumentar la masa muscular.

 

Para prevenir y revertir la diabetes tipo II es necesario realizar de forma rutinaria ejercicio físico. Esto no significa pasar horas en el gimnasio sino un ejercicio moderado como caminar 20 – 30 minutos al aire libre puede ser suficiente, sobre todo después de comer. Incluso puede valer unos ejercicios de estiramiento en casa o yoga.

 

Afortunadamente es una enfermedad reversible e incluso se puede prevenir con métodos naturales. Si sufres de diabetes tipo II  y quieres una solución al problema, visita nuestra clínica de medicina integrativa en Madrid o rellena el formulario de contacto para solicitar una consulta.

¿Quieres información del tratamiento para CANDIDIASIS?

Nombre*

Tu email*

Teléfono*

Tu mensaje

Aceptas nuestros Términos y Condiciones

- Responsable de los datos: Belnutri S.L.
- Finalidad: responder al requerimiento del usuario y establecer una comunicación comercial
- Destinatario: clinicadrakatyeftekhar.es
- Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos