Menopausia

Menopausia

 

Para muchas mujeres la menopausia es un proceso temido porque generalmente solo se habla sobre las partes malas. La menopausia es un hecho de la vida para todas las mujeres, nos guste o no. No importa quién seas o de donde vengas, si eres mujer, en algún momento de tu vida tendrás que lidiar con los síntomas de la menopausia.

 

La menopausia es una parte natural del proceso de envejecimiento, no es una enfermedad médica, ni tampoco un proceso patológico como algunos piensan. Cuando se trata de encontrar alivio de los síntomas de la menopausia, la parte más difícil, son los efectos secundarios emocionales y físicos que trae consigo. Entre los cambios que ocurren durante el proceso de menopausia hay que destacar aumento de peso, baja energía, bajo deseo sexual y cambios en el estado de ánimo.

 

Una de las formas más comunes para aliviar los efectos secundarios de la menopausia, a veces difíciles de manejar, es usar medicamentos de terapia de sustitución hormonal. Esto generalmente implica tomar medicamentos de reemplazo de estrógeno y/o progestina o usar cremas hormonales. Sin embargo, el riesgo para la salud de una mujer de tomar medicamentos de reemplazo hormonal se ha convertido en una seria preocupación.

 

La buena noticia es esta: mientras que los efectos secundarios de pasar por la menopausia pueden variar de molestos a debilitantes, hay maneras de manejarlo de forma natural sin aumentar el riesgo de contraer ciertas enfermedades.

 

¿Que es la menopausia?

 

Veamos exactamente de qué se trata la menopausia y de qué no lo es. El Instituto de Investigación de la Salud de la Mujer de la Universidad Northwestern explica que hay tres etapas de la menopausia:

 

  • Perimenopausia (antes de la menopausia)
  • Menopausia
  • Post-menopausia (después de la menopausia)

 

A diferencia de lo que muchos piensan (o cómo podría sentirse) la menopausia no dura para siempre, y su cuerpo se acostumbra a los nuevos cambios con el tiempo. El tiempo que demore depende de cada mujer individual, su propio cuerpo y su estado de salud general.

 

La menopausia es el final permanente del ciclo menstrual de una mujer y, por lo tanto, sus años de fertilidad. Técnicamente, se considera que la menopausia comienza un año después del último período de una mujer (lo que significa que ha estado experimentando “amenorrea” o no tiene un ciclo menstrual durante un año).

 

Esto significa que 12 meses después de su último período, está oficialmente “en” menopausia y es probable que ya esté comenzando a experimentar algunos síntomas comunes de la menopausia. Este período de tiempo significa el fin del funcionamiento ovárico reproductivo y una transición a través de varios cambios hormonales.

 

Los síntomas de la menopausia generalmente aparecen por primera vez alrededor de los 38-40 años,cuando los ovarios se hacen más pequeños y dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona que controlan el ciclo menstrual.

 

¿Que causa los síntomas de la menopausia?

 

La menopausia implica muchos cambios naturales en todo el sistema reproductivo de la mujer, incluidos los órganos internos, los genitales externos, el tejido mamario (que es capaz de secretar hormonas) y diversas hormonas reproductivas y no reproductivas. Alrededor de los 30 años, los ovarios comienzan a producir menos estrógeno y progesterona y, por lo tanto, la fertilidad comienza a disminuir.

 

Las hormonas involucradas principalmente en el sistema reproductivo de la mujer y, por lo tanto, en la menopausia, incluyen:

 

  • Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH
  • Hormona estimulante del folículo (FSH)
  • Hormona luteinizante
  • Estrógeno (tres tipos; Estrona, Estradiol y Estriol)
  • Progesterona
  • Testosterona

 

Antes de la menopausia durante los años reproductivos, el estradiol es la forma principal de estrógeno, que se libera principalmente de los ovarios. Después de la menopausia, la estrona se convierte en el tipo más abundante de estrógeno producido, que se libera principalmente de las células grasas y las glándulas suprarrenales de la mujer. El estrógeno actúa uniéndose a los receptores de las células dentro de los tejidos, incluidos los del útero y las mamas, y también en menor grado a los riñones, el corazón, los vasos sanguíneos y otros tejidos.

 

No existe una única causa de la menopausia, ya que es un proceso muy complejo. Sin embargo, los cambios más significativos que tienen lugar en el cuerpo de una mujer durante esta transición son que hay una pérdida creciente de folículos ováricos (llamada atrofia folicular) y, por lo tanto, se produce una cantidad decreciente de estrógeno. Los folículos maduros secretan estrógeno, por lo que a medida que la tasa de pérdida folicular sigue acelerándose, se produce menos estrógeno. Los niveles de estrógeno comienzan a descender de seis a 12 meses antes de la menopausia (durante la perimenopausia) y continúan durante todo el proceso.

 

Otra cosa a tener en cuenta es que cada adulto, ya sea que esté pasando por la menopausia o no, experimenta algunos signos de envejecimiento. Como dice la Escuela de Medicina de Harvard, “A menudo es difícil decir qué cambios son el resultado directo de una caída en los niveles hormonales y cuáles son las consecuencias naturales del envejecimiento. Algunos de los síntomas se superponen o tienen un efecto en cascada “.

 

¿Sintomas comunes de la menopausia?

 

La velocidad a la que se ajustan varias hormonas reproductivas durante la menopausia varía mucho de una mujer a otra, por lo que los síntomas de la menopausia pueden ser muy diferentes para cada persona y también muy impredecibles. Las hormonas tienden a no disminuir de manera rápida y lineal, sino que pueden volver a aumentar a veces, lo que ayuda a explicar por qué el período de una mujer aún puede aparecer y desaparecer durante la transición a la menopausia.

 

Lo que más se teme durante la menopausia no es perder los períodos menstruales mensuales, sino enfrentar los efectos secundarios causados por una disminución de las hormonas reproductivas en el cuerpo. La disminución de estrógeno parece afectar particularmente al hipotálamo, una parte del cerebro que a menudo se denomina “el termostato del cuerpo”, ya que regula la temperatura corporal, los patrones de sueño, las hormonas sexuales, los estados de ánimo y el apetito.

 

¿Qué tipo de síntomas de la menopausia puede esperar experimentar?

 

Nuevamente, esto depende de su composición hormonal única. Los estudios han encontrado que los síntomas de la menopausia varían considerablemente en términos de cuánto duran y qué tan intensos pueden llegar a ser, porque incluso las mujeres de la misma edad pueden tener niveles hormonales muy diferentes en un momento dado.

 

Algunos de los síntomas de la menopausia más comunes incluyen:

 

Periodos irregulares; esto es especialmente común durante la perimenopausia, cuando los períodos tienden a ocurrir cada dos o cuatro meses en promedio. Los períodos pueden aparecer y desaparecer, y a veces se vuelven más pesados o más ligeros.

 

Sofocos y sudores nocturnos; la Universidad John Hopkin informa que alrededor del 75 por ciento de todas las mujeres menopausicas experimentan sofocos (aumentos repentinos, breves y periódicos de la temperatura corporal), el 80 por ciento de los cuales ocurren durante 2 años o menos. Alrededor del 15 por ciento de las mujeres menopausicas informan tener “sofocos intensos” causados por cambios hormonales que afectan al hipotálamo, que controla la temperatura corporal.

 

Cambios de humor; estos pueden incluir mayor irritabilidad, ansiedad o síntomas depresivos.

 

Sequedad vaginal; la vagina técnicamente se acorta y pierde elasticidad (lo que se denomina atrofia vaginal). La delgadez y sequedad vaginal pueden acompañar a una mayor susceptibilidad a las infecciones del tracto urinario causadas por la pérdida de fluidos vaginales = menor lubricación para eliminar las bacterias.

 

Aumento de grasa abdominal y aumento de peso; debido a un metabolismo más lento.

 

Insomnio y cambios en la calidad del sueño.

 

Cabello debilitado y piel seca.

 

Cambios en la micción; debido a cambios en el tejido vaginal, algunas mujeres experimentan deseos frecuentes, repentinos y fuertes de orinar, o pueden tener problemas para controlar la micción.

 

Senos cada vez más pequeños; a medida que los senos ya no son estimulados por el estrógeno, tienden a volverse más pequeños, menos densos, tienen más tejido graso y pierden algo de su volumen (volviéndose más “flácidos”).

 

Disminución del deseo sexual; el flujo sanguíneo se reduce al área genital, los labios se vuelven más pequeños y el tejido muscular del clítoris comienza a encogerse.

 

Cambios en el útero, los ovarios y el cuello uterino; aunque es probable que no sienta que esto sucede, los ovarios y el útero se encogen de tamaño y los músculos del útero se vuelven más duros (fibróticos). El cuello uterino también se vuelve más pequeño y estrecho.

 

Mayor riesgo de otras enfermedades y complicaciones; los estudios muestran que después de la menopausia aumenta el riesgo de una mujer de sufrir enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos (cardiovasculares), así como de osteoporosis. Esto se debe a una disminución en los niveles de estrógeno, que cambia la acumulación de grasa y también contribuye a la pérdida de densidad ósea, huesos débiles y mayor riesgo de fracturas.

 

Además de los síntomas comunes enumerados anteriormente, el final del período y la fertilidad de una mujer a menudo pueden significar un cambio emocional en su vida. Pasar de una mujer joven, vivificante y fértil a una mujer mayor a veces puede causar estragos psicológica y emocional en la mujer. Sin embargo, ese solo es el caso si lo dejas así. Si trabaja para comprender la menopausia, la acepta, y usa terapias adecuadas que no pongan en riesgo su salud para lidiar con los síntomas de la menopausia, entonces este podría ser uno de los mejores y más significativos momentos de su vida.

 

¿Cuanto dura la menopausia?

 

La mayoría de las mujeres atraviesan estos cambios durante cinco a diez años. Para la mayoría, está más cerca de unos cinco años, pero los síntomas pueden aparecer y desaparecer en otras mujeres durante mucho más tiempo. ¿Qué es una buena noticia asociada con la menopausia? La esperanza de vida de una mujer en el mundo occidental está aumentando, y ahora se estima que las mujeres mayores viven entre 79,7 y 84,3 años en promedio (un aumento significativo con respecto a hace unos 50 años). Se espera que aproximadamente dos tercios de la población sobreviva hasta los 85 años o más. Esto significa que cuidarse durante y después de la menopausia nunca ha sido más importante.

Remedios naturales para los síntomas de la menopausia

 

1. Ejercicio

 

Una de las mejores formas de combatir muchos de los síntomas incómodos asociados con la menopausia es hacer del ejercicio una parte regular de su rutina diaria. El ejercicio funciona de maravilla para las mujeres menopáusicas, y no debe subestimar su poder. El ejercicio no solo aumenta los niveles de serotonina , lo que mejora su estado de ánimo, su apetito y lo ayuda a dormir, sino que se ha demostrado que los beneficios del ejercicio hacen aún más. Si realiza ejercicio semanal con regularidad, también se sentirá y se verá mejor.

 

Recomiendo realizar entre 10 y 30 minutos de actividad aeróbica en forma de entrenamiento de ráfagas , así como realizar entrenamiento con pesas varias veces a la semana. El entrenamiento con pesas aumenta tu autoestima y ayuda a equilibrar las hormonas de forma natural , además de que te ayuda a mantener la masa muscular, que es importante para prevenir el aumento de peso. También fortalece los huesos para combatir la osteoporosis, otra afección que suele acompañar a la menopausia.

 

2. Preparaciones a base de hierbas

 

Muchas hierbas y alimentos contienen hormonas naturales (como fitoestrógenos) o propiedades de equilibrio hormonal que pueden ayudarlo a entrar en este período de transición. Si bien existen varias opciones para tratar los síntomas de la menopausia con remedios a base de hierbas, algunas parecen ser más efectivas que otras. Es aconsejable consultar primero con un médico naturopata, especialmente si tiene otras afecciones médicas y toma medicamentos.

 

Algunos de los remedios herbales más utilizados para tratar los síntomas de la menopausia incluyen:

 

    • Ginseng
    • Aceite de onagra
    • Raíz de regaliz
    • Cohosh negro
    • Ñame silvestre
    • Hojas de frambuesa roja
    • Hierba de San Juan
    • Zarzaparrilla
    • Trébol rojo

     

    Cada una de las hierbas anteriores puede ayudar a tratar a un síntoma específico (y a veces más de un síntoma). Es importante tener en cuenta cuáles de los síntomas de la menopausia son más molestos y comenzar por tratarlos primero, luego seguir avanzando en la lista. Aquí es donde el conocimiento de un médico integrativo capacitado puede ser útil. Un médico tiene un amplio conocimiento sobre qué hierba usar para tratar sus síntomas exactos, qué dosis son las más seguras y consejos sobre qué hierbas se pueden usar de manera segura simultáneamente.

     

    3. Una dieta saludable para ayudar a equilibrar las hormonas

     

    Como dijo Hipócrates: “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”. Llevar una dieta saludable es una forma que a menudo se pasa por alto para disminuir los molestos síntomas de la menopausia, así como para reducir el riesgo de muchas otras enfermedades relacionadas con la edad. Asegúrese de que durante este tiempo cambiante le dé a su cuerpo todo lo que necesita para adaptarse. Los consejos para llevar una dieta saludable y ayudar a equilibrar las hormonas incluyen:

     

    Coma muchas frutas y verduras frescas y orgánicas todos los días. No solo durante la menopausia (o cualquiera de las etapas de la menopausia), sino durante toda su vida, es aconsejable comer alimentos orgánicos frescos, cultivados localmente que se hayan sometido al menor procesamiento posible.

     

    Tenga en cuenta que es posible que deba consumir menos calorías en general para mantener su peso. Limite las “calorías vacías” reduciendo la ingesta de alimentos envasados o procesados, azúcar agregada, carbohidratos refinados, bebidas azucaradas, alcohol y aceites refinados.

     

    Coma alimentos ricos en fibra para ayudar a controlar su apetito, mejorar la salud digestiva y beneficiar a su corazón.

     

    Beba mucha agua pura y fresca

 

Lo más cercano a la naturaleza que pueda obtener un alimento (una manzana recién arrancada del árbol) es la mejor manera de comer la mayoría de sus alimentos. Se sorprenderá de lo mejor que se siente en cuerpo, mente y alma cuando se deleita con estos alimentos vivificantes. Además, tendrá menos dificultades para controlar su peso.

 

Precauciones

 

Como ocurre con todos los tratamientos, naturales o no, lo que funciona para uno puede funcionar o no para otro. Todos nuestros cuerpos son únicos, por lo que tiene sentido que diferentes tratamientos funcionen para diferentes mujeres.

 

No hay garantías de que los remedios naturales ayuden a disminuir todos los síntomas de la menopausia, por lo que es útil ser realista sobre sus expectativas. Según una revisión publicada por la Red Nacional de Salud de la Mujer, en general, algunos estudios muestran que algunas de las opciones naturales descritas anteriormente son efectivas para un alto porcentaje de mujeres, mientras que otros estudios muestran que no funcionan en absoluto.

Esto significa que es posible que deba investigar un poco, probar algunos remedios naturales diferentes y luego decidir qué funciona mejor para combatir los efectos secundarios de la menopausia. Esto requiere algo de tiempo y un poco de investigación, pero seguro que es mejor que aumentar sus posibilidades de contraer enfermedades debilitantes por el uso de medicamentos hormonales de riesgo.

 

Con respecto al uso de medicamentos a base de hierbas para tratar los síntomas de la menopausia, tenga en cuenta que es importante comprar productos puros de alta calidad y usarlos en las cantidades adecuadas. En comparación con los medicamentos farmacéuticos u hormonales, se sabe menos sobre los posibles efectos secundarios de las hierbas porque los estudios suelen ser a más corto plazo y tienen tamaños de muestra más pequeños.

 

El Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria está aumentando los fondos para estudios a largo plazo sobre la eficacia y seguridad de las hierbas/productos botánicos naturales para la menopausia, pero hasta que sepamos más, busque cualquier signo de efectos secundarios adversos, incluidos problemas digestivos, sangrado. , mareos o desmayos, alergias y descenso de la presión arterial.

 

Si estás en esta etapa de la vida y buscas mejorar tu calidad de vida, visita nuestra clínica de medicina integrativa en Madrid, envíanos un whatsapp o rellena el formulario de contacto para solicitar una consulta.

 

¿Quieres información del tratamiento para MENOPAUSIA?

Nombre*

Tu email*

Teléfono*

Tu mensaje

Aceptas nuestros Términos y Condiciones

- Responsable de los datos: Belnutri S.L.
- Finalidad: responder al requerimiento del usuario y establecer una comunicación comercial
- Destinatario: clinicadrakatyeftekhar.es
- Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos

Abrir chat
Hola 👋 En que te puedo ayudar?